Purple Coneflower - la medicina ancestral de los lobos

¡Para poder ver los videos de este sitio debes aceptar cookies!

En todos los sitios modernos gran parte de las funcionalidades y videos necesitan cookies. Sin cookies la mayor parte de los sitios actuales funcionan a medias. Para ver este contenido o utilizar esta funcionalidad, habilita las cookies: haga clic aquí para abrir sus preferencias de cookies.

Los lobos americanos, los más fuertes y longevos, consumen tres tipos de presas que les aportan todos los nutrientes: rumiantes (como el bisonte que estamos viendo), aves y salmón. La mayor proporción es claramente esta que tenemos acá. De allí obtienen una gran cantidad de vísceras cargadas, lo primero que comen los lobos, donde no solo hay tejidos cárnicos, sino vegetales a medio digerir que ellos pueden asimilar.

En las praderas del oeste de los Estados Unidos, crecen unas bonitas flores llamadas Purple Coneflower, que las presas comen y los lobos obtienen luego de sus vísceras. Es algo cruel, pero nosotros lo hemos hecho incruento, porque empleamos las purple coneflower cultivadas y las sometemos a un proceso de extrusión que reemplaza al aparato digestivo de una presa y las hace asimilables para nuestros perros

NATIVOS AMERICANOS Y CONEFLOWER PURPLE 

Las plantas juegan un papel importante en las prácticas médicas de casi todos los pueblos nativos americanos. Por lo tanto, las plantas se usan no solo en el proceso de diagnóstico, sino también en los procedimientos de purificación física y ritual que comúnmente preceden a las ceremonias y en el acto de curaciones. 

La equinácea tiene una larga historia de uso. Los nativos americanos de las llanuras fueron los primeros pueblos en reconocer los beneficios de la equinácea, y numerosas tribus la utilizaron durante cientos de años. De hecho, la equinácea fue probablemente la planta medicinal más utilizada por los nativos americanos en el medio oeste. 

La equinácea es una flor silvestre nativa de América del Norte conocida por muchas tribus indias americanas diferentes. En tribus occidentales como los Ute, la equinácea se asocia con los alces y se les llama por su nombre “raíz de alce”, debido a que los alces heridos los buscan como medicina.  

La equinácea es originaria de América del Norte y fue utilizada por los nativos americanos por su gama de beneficios medicinales. Las excavaciones arqueológicas han encontrado evidencia del uso de equinácea por los sioux de Lakota que datan del siglo XVII. Se decía que los sioux lo usaban para tratar la sífilis.  

Las raíces de Equinácea fueron utilizadas como hierbas curativas tradicionales por muchas tribus, especialmente en las Grandes Llanuras y el Medio Oeste, para tratar muchos tipos de hinchazón, quemaduras y dolor.  

El Equinácea se considera una de las medicinas sagradas de la vida de la tribu Navajo. 

Las hojas y raíces se usaron como té, se colocaron directamente sobre el diente para el dolor de muelas y se aplicaron tópicamente sobre la piel. Los usos más comunes fueron para problemas relacionados con el sistema inmunitario.

Los Cheyenne usaban un té de hojas y raíces para el dolor de garganta. Los kiowa masticaron la raíz y se tragaron el jugo para la tos y el dolor de garganta.

Los Comanche también usaban la Equinácea para resfriados y dolores de garganta. Además, la Echinacea se ganó el nombre de Snakeroot porque varias tribus lo encontraron útil para tratar las mordeduras de serpientes. 

Otras tribus que se sabe que han usado equinácea son Choctaw, Pawnee, Omaha, Meskawaki Fox, Chinook.

El uso por el hombre blanco

Los primeros colonos blancos se enteraron de los beneficios de la equinácea por parte de los nativos cuando se mudaron al centro de los EE. UU. Se la dieron a sus animales y a raíz de ahí los propios colonos la utilizaron. 

Estos primeros pobladores adoptaron los usos terapéuticos de la raíz de equinácea, y desde entonces se ha utilizado como remedio herbal en los Estados Unidos. En 1762, se utilizó como tratamiento para las llagas en los caballos (Gronovius, 1762).  

El Dr. HCF Meyer se enteró de las causas de la equinácea por los indios nativos de Nebraska alrededor de 1870, y luego lo presentó a un médico en Europa. El Dr. JS Leachman de Sharon, Oklahoma, escribió en la edición de octubre de 1914 de “The Gleaner”, que la raíz de equinácea se usó para casi todas las enfermedades con buenos resultados.

También se descubrió que era el ingrediente secreto en muchos tónicos y purificadores de sangre de la época.  

La equinácea se dio a conocer en Europa alrededor de 1895. Muchos estudios de investigación realizados por médicos en Alemania indicaron que la equinácea es efectiva principalmente al aumentar el número de glóbulos blancos, lo que aumenta el sistema inmunológico y, por lo tanto, aumenta la capacidad del cuerpo para combatir infecciones. 

Desde la década de 1930, se han publicado más de 400 artículos en revistas sobre química, farmacología y usos clínicos de la equinácea. (W. Pearson, Ontario, Canadá, 1998) De los cientos de trabajos de investigación publicados sobre la equinácea, la gran mayoría confirma su efectividad en el tratamiento de algunas infecciones virales, infecciones bacterianas, curación de heridas y reducción de la inflamación. 

 

La equinácea es vista como uno de los suplementos herbales que son más prometedores en lo que respecta a sus efectos positivos sobre el sistema inmunológico 

El movimiento de la medicina ecléctica (era una rama de la medicina estadounidense para referirse a aquellos médicos que trabajan todo lo que se encuentran para ser beneficioso para sus pacientes  y fue popular a mediados del siglo XIX, que hizo uso deremedios botánicosjunto con otras sustancias y prácticas de terapia física e incluyo medicina de los nativos americanos) entonces, el movimiento de la medicina ecléctica  la implicó un fuerte enfoque en el uso de la botánica para tratar dolencias.

Fueron estos médicos quienes hicieron de la equinácea uno de los elementos principales de la medicina herbal. Lo usaron para tratar una variedad de enfermedades y afecciones de salud, como mordedura de serpiente, meningitis y tuberculosis.  

 

John Uri Lloyd (farmacéutico y fabricante de medicinas con hierbas medicinales) y Felter,  aproximadamente en el año 1898 realizaron muchos estudios y resúmenes sobre la equinácea, donde hablaban de sus poderes extraordinarios, antifermentativos y antimimóticos, esto se muestra bien en su poder sobre los cambios producidos en los fluidos del cuerpo. 

Felter, años más tarde ya con una mayor comprensión de la bioquímica y la fisiología del cuerpo humano, dio a entender que la equinácea estimula y modifica muchas reacciones químicas increíblemente complejas, especialmente dentro del sistema inmune.

Continúa diciendo que, como estimulante de la circulación capilar, ningún remedio es comparable con él, y que otorga a los vasos un poder de recuperación o fuerza formativa, para permitirles resistir con éxito los procesos inflamatorios locales debido a la debilidad y depravación de la sangre. 

 

Algunos de los múltiples BENEFICIOS PARA LA SALUD DE LA EQUINÁCEA 

 

Los beneficios para la salud de la equinácea provienen del hecho de que contiene flavonoides y otros antioxidantes. (Protegen al organismo del daño producido por agentes oxidantes, como los rayos ul- travioletas, la polución ambiental, sustancias químicas presentes en los alimentos, etc.) 

 

Esta acción, tal como la entendemos ahora, está relacionada, al menos en parte, con los polisacáridos de la equinácea que se combinan y protegen con la matriz que rodea nuestras células tisulares (que forman un tejido), lo que limita el acceso bacteriano y otros patógenos, al mismo tiempo que estimulan la fagocitosis ( proceso por el cual ciertas células y organismos unicelulares capturan y digieren partículas nocivas o alimento ) y otras funciones inmunes locales para contrarrestar la infección y eliminar subproductos tóxicos; y para estimular la granulación y el crecimiento de tejido sano. 

 

Hoy, después de los estudios de H. Wagner (de Munich, Alemania) sobre productos naturales que afectan la función inmune (1985), se sabe que la equinácea contiene polisacáridos solubles en agua que afectan fuertemente el sistema inmune. 

 

  

La equinácea puede ser efectiva para tratar problemas de salud como: 

 

  • Dolencias respiratorias
  • Infecciones:  la equinácea puede reducir las infecciones recurrentes Este efecto puede ser el resultado de su capacidad para estimular el sistema inmunológico. 
  • Dolor:  la equinácea puede ser útil como analgésico. Los nativos americanos lo usaron como analgésico. 
  • Ansiedad: 
  • Resfriados: El uso más común de la equinácea hoy en día es acortar la duración de los resfriados. Los estudios sugieren que el uso de equinácea puede acortar un resfriado hasta en cuatro días. 

 

 

ESTUDIOS: 

El tratamiento intravenoso de ratones con polisacáridos aislados del cultivo de células de E. purpurea aumentó significativamente la tasa de supervivencia de ratones sanos e inmunosuprimidos inyectados con dosis letales de Candida albicans o Listeria monocytogenes . Debido a que se cree que la protección contra C. albicans y L. monocytogenes está mediada principalmente por PMN y macrófagos, respectivamente, estos hallazgos proporcionan indicaciones adicionales de que los polisacáridos son al menos parcialmente responsables de la estimulación de las respuestas inmunes no adaptativas observadas con varios extractos de equinácea . 

En un estudio doble ciego ( es una herramienta delmétodo científicoque se usa para prevenir que los resultados de una investigación puedan estar influidos por elefecto placeboo por elsesgo del observador) controlado con placebo con 180 pacientes con infecciones de las vías respiratorias superiores, los pacientes recibieron la dosis más alta (900 mg / d) de un extracto etanólico de la raíz de E. purpurea experimentó significativamente menos síntomas leves de menor duración que los pacientes tratados con placebo o la dosis más baja (450 mg / día. Otro estudio clínico doble ciego controlado con placebo involucró a 303 voluntarios que tomaron un extracto líquido que contenía principalmente E. angustifolia (así como pequeñas cantidades de Eupatorium perfoliatum y Baptisia tinctoria ) y 306 voluntarios que recibieron placebo. El tratamiento con esta combinación de ingredientes botánicos fue eficaz para disminuir la frecuencia de infecciones de las vías respiratorias superiores cuando se administró de forma profiláctica. 

Fuentes:

https://www.spiceography.com/echinacea/ 

http://www.native-languages.org/legends-coneflower.htm 

https://www.christopherhobbs.com/library/articles-on-herbs-and-health/echinacea-from-native-american-pancea-to-modern-phytopharmaceutical/ 

https://yerba.com/reading-room/herbs/echinacea-history/ 

https://academic.oup.com/ajcn/article/72/2/339/4729391 

https://www.pitt.edu/~cjm6/w98echin.html 

Prueba ahora la diferencia con Wolves Legacy – te regalamos 10 euros si es tu primer compra

Aplica el cupón automáticamente haciendo clic aquí.

O en el carrito inserta el código: primeracompra10€

El envío es Gratis y te suma 2€ de descuento para la siguiente compra